Camino Olvidado Etapa 13ª: Boñar – La Robla

atrásPágina principaldelante

Aunque creía que por la mañana iba a estar muy molesto en la costilla después de la tarde de ayer la realidad es que me he levantado estupendo tanto de la parta superior como de la inferior (obviaré el tema central).

Hemos amanecido a las 6:30 gracias a mis suplicas de anoche ante Joseba que acabó dignándose a cambiar la alarma a última hora. A las 7 estábamos tomando un zumo de naranja de bote, cuyas consecuencias ha sentido a media etapa mi compañero de camino, y un sobao del tamaño de una plaza de toros-sin toros.

Decir que la mañana estaba fresquita es mentir como bellacos porque la realidad es que hacía un frío del carajo hasta para un vasco de “másomenospro” como mi compañero. Abrigados incluso con braga yo (de las del cuello, claro) hemos salido de Boñar por la carretera junto al camping para tomar una pista que nos ha llevado hasta Barrio de las Ollas. Después un suave ascenso constante por un valle estrecho y cerrado muy fresquito hasta coronar la subida en Otero de Curueño. A partir de aquí el camino transita ya casi siempre por la carretera o por pistas paralelas a la carretera.

En La Vecilla hemos encontrado un bar estupendo en el que hemos tomado café y hemos disfrutado de la alegría y amabilidad del servicio. Yo me he permitido, incluso, leer el “Mundo Deportivo”.

El resto de la etapa más de lo mismo Carretera con coches pasando a toda velocidad y algún que otro desvío para sacarnos un momento y volver a meternos. En Robles de la Valcueva hemos podido parar otra vez a tomar algo en un bar en el que parece que el servicio fue contratado en el mismo sitio que el del bar anterior (parece algo generalizado de la zona). Desde allí otra subidita hasta completar la etapa en La Robla poco antes de las 2.

Nos hemos venido directos al albergue de peregrinos que los dos conocemos porque nos hemos alojado en él cuando hemos hecho el camino del Salvador. Es un albergue estupendo y muy bien cuidado y limpio. Hemos llamado al teléfono de la puerta y en pocos minutos ha llegado Sixto, el hospitalero, a atendernos e informarnos muy bien de todo lo relativo al albergue y al pueblo.

Después de la charla nos hemos marchado rápido a comer a un mesón del centro del pueblo que está muy bien y que Joseba conocía porque comió allí hace tres años, cuando pasó por aquí. Cuando estábamos comiendo ha aparecido José porque había completado su etapa ya: se marcha a León a dormir y mañana regresa para continuar la etapa aquí.

Al regresar al hotel han ido llegando algunos peregrinos nuevos, imaginamos que todos del camino Del Salvador. A medida que pase la tarde iremos confraternizando con ellos en la medida de lo posible ya que dos son italianos y uno brasileño.

Se espera tarde tranquila y de recuperación. Mañana más en quilómetros. Pocas esperanzas tenemos de novedades.

Resumen de la etapa: 31, 6 km en 6 h 50 min. Con 217 metros de subida acumulada. Etapa en wikiloc.

atrásPágina principaldelante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s