13ª Hontanas – Boadilla del Camino

En estos días se está haciendo muy difícil escribir porque no tengo cobertura 3G y de manera que internet no va o va muy lento. De hecho tenía escrita la entrada de la etapa de Hontanas a Boadilla pero la he perdido entera.

Resumiendo estos tres días diré que las protagonistas absolutas han sido las ampollas de Isa. El calor cada vez pega más y hay que tener cuidado para no andar en las horas de más sol.

La noche en Hontanas acabó después de un pequeño paseo por el pueblo y cena en la casa rural de enfrente al albegue. Habíamos decidido cenar allí porque el ambiente del albergue no nos ha gustado demasiado, muy poco atento al peregrino y más montado en plan negocio. Llevamos varios días ya notando ese cambio en el camino, cada vez más comercial y menos espíritu de servicio y acogida. No es que yo sea un integrista al respecto, pero creo que los negocios que se montan entorno al camino y a los peregrinos deberían procurar un trato mucho más personal y entrañable, aunque luego cobren lo que tengan que cobrar. Tampoco es cuestión de recordar los tiempos del “albergue” de Victorino y su habilidad pasta beber el vino que caía desde su frente hasta la boca. Recuerdo con nostalgia el albergue municipal de Hontanas regido por las señoras del pueblo y los platos de pasta que preparaban.

Cenamos una sopita castellana y un segundo muy apañado y muy amablemente atendido por la señora que al despedirse llamó a Isa por su nombre.

Al llegar a la habitación ya estaban todos en la cama menos nosotros y la vecina de litera de arriba de Mar que se aplicó varios tipos de pomadas y aceites para luego hacer una verdadera tabla de contorsionista y estiramientos hasta doblar partes del cuerpo que yo siempre había considerado rígidas en el mío.

Me desperté sobre las tres y ya dormí poco. A las 5 comenzaron a formar un follón tremendo en la habitación de arriba pero en la nuestra no se movía nadie. Habíamos puesto el despertador a las 5:30 pero le dije a Isa que íbamos a esperar porque todos seguían quietos. A las seis nos pusimos en marcha en vistas del panorama y salimos a montar nuestras mochilas arriba a la cocina, entre gente arreglando sus pies y otros calentando agua para el café.

Desayuno a las 6:30 sencillo y en el que nos confundimos y Mar madre se tomó el normal y yo el descafeinado, pero no le dijimos nada para que no se obsesionara.

Así salimos rumbo al arco del San Antón, por donde la carretera atraviesa una iglesia y pasa por entre sus arcos. Este es uno de los lugares emblemáticos del camino y siempre es especial pasar por allí.

20110810-164652.jpg

Desde allí ya se ve el castillo de Castrojeriz y las primeras casas aunque todavía faltan unos cinco km y el trayecto se convierte en un verdadero infierno si se trata del final de la etapa y uno viene de Burgos.

20110810-165125.jpg

El año del camino con Emilio estuvimos esperando más de una hora la puesta de sol y justo en el momento preciso una nube nos quitó una foto preciosa.

Cuando parece que has llegado ya todavía quedan casi dos quilómetros que se hacían eternos hasta el albergue de Resti, era otro de los personajes típicos del camino y uno de los primeros que ofrecieron atención a los peregrinos. Tenía mal carácter y una forma muy especial de entender el camino. Por la mañana te despertaba con música clásica y te ofrecía un desayuno comunitario. Allí estuve en mi primer camino a pie, ese en que llegué destrozado después de 40km desde Burgos en mi primera etapa a pie, haciendo todos los disparates que no se deben hacer. La primera vez habíamos dormido Emilio y yo en un teatro abandonado que ofrecían, las duchas eran los antiguos camerinos y sólo disponían de agua fría y para dormir tuvimos que colocar las colchonetas sobre el escenario.

Cuando hicimos el camino con los franceses tuvimos allí un momento precioso en el que Patrick nos contó por qué hacía el camino recaudando fondos para su asociación de ayuda a niños hospitalizados por cáncer, a los que había conocido en el hospital al ser tratado él mismo de un cáncer de pulmón. Estábamos todos reunidos junto a Resti y acabamos llorando de emoción.

20110810-170504.jpg

La última vez que dormimos allí fue el año que lo hicimos Mar y yo, esa vez dormimos en el nuevo albergue público de San Esteban, un lugar muy sencillo ynde recursos muy básicos y en el que no pudimos pegar ojo en toda la noche porque era como un gran almacén comunitario lleno de ronquidos. Además de no dormir yo me había puesto malo en la cena y no pude terminar un maravilloso cordero lechal que me había pedido en el restaurante del centro.

Al salir del pueblo del camino va por un valle completamente llano desde donde se ve la tremenda cuesta de matajudíos. Se trata de una subida sin piedad no demasiado larga pero sí muy empinada que acaba con las fuerzas de muchos. Desde allí ya no hay mayores dificultades, salvo la propia bajada por la otra parte hasta llegar a la fuente del piojo.

Poco más allá está el albergue de los italianos junto al puente Fitero. Se trata de un albergue muy especial en el que se hacía una acogida espiritual de los caballeros de Malta en el que se lavaba los pies a los peregrinos y se invitaba a un café por la mañana a los que pasaban a sellar.

20110810-172447.jpg

El puente sobre el Pisuerga marca el límite de provincia entre Burgos y Palencia. A pocos pasos de allí se encuentra Itero de la Vega en el que hicimos un descanso y tomamos algo. Allí tuve que curar una nueva ampolla a Isa que cada vez va más fastidiada aunque eso no le hace perder el buen humor y no le impide seguir dando ánimos a todos.

20110810-173050.jpgEl final de etapa hasta Boadilla del Camino es ya muy fácil con una suave pendiente hacia arriba entre campos de cereal y rapaces que sobrevuelan los campos y luego un interminable llano viendo ya a lo lejos la torre de la iglesia.

A la entrada de Boadilla hay un nuevo albergue de peregrinos algo singular, te recibe a toda pastilla de una música muy poco acorde con la peregrinación (al pasar nosotros estaba puesto el waka waka). Nosotros nos fuimos directamente al alegue “el camino”, un verdadero oasis para los peregrinos. La amabilidad de Eduardo y su familia te hace sentir como en casa desde el momento en que te reciben y te atienden. Llevan más de 15 años allí y yo le recordaba a Eduardo que la primera vez que le vi debía ser un adolescente de unos 15 años. Yo sólo había dormido allí el año que hice el camino con Maxi y Estíbaliz pero siempre que paso paro a desayunar, almorzar o descansar un momento y saludarles. Cuando hace seis años pasamos Mar y yo ella se quedó con unas ganas enormes de quedarse y esta vez sí que lo hemos cuadrado para estar allí.

Hemos pasado un día estupendo porque allí sí que entienden lo que son los peregrinos y lo que supone mantener un albergue.

A pesar de que Isa le preguntó sobre su gorro de lana y que Eduardo le prometió explicarle la causa de tal prenda de lana en el mes de agosto sobre su cabeza no le explicó su significado, queda como uno más de los mistemos del camino.

El día allí pasó tranquilo mientras algunos peregrinos tomaban el sol junto a la piscina, los perros pasaban por todas partes y cada vez hacía más frío.

20110810-174414.jpg

El trasiego de peregrinos es constante y se atiende a todos con amabilidad y cariño, incluso a los que no lo merecen por su actitud.

Un abrazo fuerte a vosotros y ánimo para seguir así mucho más, nos veremos la próxima vez que pasemos por allí y a ver si entonces le cuentas a Isa el secreto.

20110810-174951.jpg

Después de un día estupendo y un desayuno peregrino nos pusimos en marcha dando un abrazo a Eduardo, hasta la próxima.

Hontanas-Boadilla 28,8km en 5 horas y 51 minutos en 4 ,9 km/h

Leer la entrada

atrás delante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s