Camino Olvidado Etapa 5ª Pedrosa de Valdeporres (Santelices) – Arija

atrásPágina principaldelante

El camino es siempre una caja de sorpresas y después de una estupenda jornada como la de ayer, hoy tenía que darnos la cruz. La verdad es que no ha tenido piedad con nosotros y ha convertido los primeros quilómetros en un verdadero infierno.

Desde primera hora todo se ha torcido y poco más allá de 1 km después de salir nos hemos saltado una señal y nos hemos metido en un verdadero problema. Hemos seguido el trazado del tren hasta el final sin salir a la carretera que era lo indicado. El último tramo es impracticable por la cantidad de agua que hay en el suelo y porque no tiene salida. Poco a poco te vas metiendo en un arroyo bajo las hierbas que acaba con el agua por encima de los tobillos. Imposible evitar tal cantidad de agua que, para colmo acaba con el camino cortado y con la única opción de subir por un terraplén enorme que, eso sí, nos ha dejado otra vez en el track con los pies llenos de agua.

Como esta primera aventura no había sido suficiente, nada más pasar San Martín hemos tomado el camino que nos indicaban las flechas abandonando la carretera para darnos una enorme vuelta por un sendero impracticable, en constante subida y que se pierde al llegar a un abrevadero de ganado. En todo el trayecto sólo hemos encontrado una cinta de plástico y lo demás ha sido intuición intentando seguir el track que llevábamos siempre toms do come references la carretera. Así hemos ido hasta Argomedo y desde allí a Soncillo por un trazado ya mucho más fácil y bien señalizado.
Después de los malos momentos pasados, en Soncillo hemos parado a desayunar en un bar de la plaza sin grandes lujos mientras fuera preparaban el mercado. El resto de la etapa sí ha sido mucho más cómoda sin grandes dificultades y con señalización de flechas suficiente. El camino va intentando dejar la carretera que no es una opción demasiado buena ya que hay mucho tráfico, sobre todo de camiones que vienen de la fábrica de arena de Arija. Un plácido paseo bajo un sol no demasiado intenso nos ha permitido disfrutar de la espectacular vista del Pantano del Ebro, nuestro objetivo final.

foto 6-7-16 10 12 37-1

Castillo de Virtus

Ermita de Río Cavado

 

Hemos llegado a Arija a buena hora para alcanzar el albergue, darnos una ducha, lavar la ropa y marcharnos a comer según indicaciones del hermano de mi compañero. En el albergue hay un montón de chavales de campamentos que nos podrían haber complicado bastante la estancia, pero ha coincidido que se marchaban esa noche de acampada nocturna y nos han alojado en unas cabañas de madera aisladas del edificio principal. El resultado ha sido que nos encontramos en una de esas cabañas muy bien, limpias y con todos los servicios fundamentales incluidos sábanas y mantas. Para colmo han tenido el detalle de lavarnos la ropa en lavadora.

foto 6-7-16 15 22 34Una vez completadas nuestras labores peregrinas nos hemos dirigido a La Piedra, restaurante aconsejado por Mikel y al que agradecemos profundamente su asesoramiento. Menú consistente en unas setas, unas croquetas y un pedazo de chuleta para asar a la piedra para desgracia de nuestros vecinos de mesa que se han “comido” todo el humo. Una torrija, café y copa han dado fin a tan apetitoso consejo familiar.
Tras una siesta a la altura de tal comilona hemos ido a dar un paseo hasta el edificio al que Joseba venía de chaval (aunque os parezca mentira, mi querido compañero hubo un tiempo en que tuvo 15 años) de colonias. Se trata de un edificio viejo y abandonado desde hace años que ha hecho emocionar profundamente mi querido compañero hasta el punto de soltar alguna que otra lagrimita.
El paseo de regreso lo hemos dirigido hasta la playa para meter mi rodilla dolorida en el pantano y refrescarla un poco. Luego nos hemos ido a un bar a escribir un rato mientras unas setentonas se dedicaban a poner verde a todo el pueblo en la mesa de enfrente.
Una cena sencilla mientras veíamos la primera parte del Galés-Portugal ha dado fin a la jornada. Nos hemos vuelto al albergue y mi compañero se ha rendido a los brazos de Morfeo de forma inmediata mientras yo daba cuenta de mis “historias” con el iPad.

Resumen de la etapa: 26,1 km en 6 h 38 minutos y un desnivel acumulado subiendo de 385. No enlazo la ruta en wikiloc porque los errores que hemos tenido podrían complicar la ruta a alguien que quisiera seguirla.

atrásPágina principaldelante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s