13ª Embalse de Alcántara – Grimaldo

Ir a la etapa 12ª                                                                                                            Ir a la etapa 14ª

Nuestro gozo en un pozo. Ante las expectativas creadas para la cena todo mal. He dado un paseo para poder contemplar las vistas al pantano en un momento en que la lluvia nos ha dado un respiro.

El pantano al atardecer

El pantano al atardecer

Y ha llegado el momento culminante, un vinito para hacer boca y toque de rancho: en la mesa estábamos más de 20: un matrimonio francés con su hijo que vienen en bici (han estado toda la tarde por ahí jugando), la pareja balear-francesa de Mariano e Isabel que están en el otro albergue pero que han venido a cenar aquí porque abajo no hay nada, varios alemanes a los que no prestamos mayor atención y los habituales: equipo A y nosotros mismos.

Justo al empezar hemos visto salir el arcoiris.

Arcoiris

Arcoiris

La cena ha sido tipo mediodía: sopa de hierbas varias (agua del pantano con tomillo, romero, cominos y mucha pimienta) y de segundo pasta con tomate y verduras (pocas). Yo he tomado dos platos de sopa por aquello de que se pegara algo al riñón pero lo más consistente en la sopa eran las hebras de tomillo. Las espirales de pasta con tomate y verduras varias han sido el complemento final, de postre yogurt de fresa, el mismo que al mediodía. En definitiva, más hambre acumulada.

Con este desconsuelo en el estómago nos hemos ido directamente a la cama, yo he estado un rato haciendo alguna cosilla en el ordenador pero Joseba se ha dormido inmediatamente.

Hemos amanecido a las 6 porque ha sonado mi móvil con un mensaje, a pesar de todo hemos esperado hasta que ha sonado el reloj de Joseba a la hora convenida: 6:45. asearse, recoger todo, preparar mochila, y salir a desayunar.

El desayuno, al menos, ha estado aceptable: café, tostadas, zumo y magdalenas o sobaos. Para finalizar hemos pagado el día: 70 euros por la comida y las copas más 40 por la habitación. Hemos salido del albergue comentando lo caro que nos ha salido bebernos el agua del pantano junto con las hierbas del monte y los pocos gastos que tiene el holandés: el negocio es redondo.

La mañana se presentaba complicada por lo que a la previsión de lluvia se refiere, pero nada de nada. Comienza con una subida tendida y no demasiado dura en la que hemos ido adelantando al equipo A, que había salido un poco antes. El camino es precioso y va sobre la antigua calzada romana todo el rato, cerca de la general y de la autovía. Casi como un estupendo paseo por el campo entre lavanda y jara y por terrenos para el pastoreo de ganado vacuno y lanar. Así hemos llegado a Cañaveral tras desviarnos un quilómetro del camino y pasar por un bonito puente del S.XVI (de San Benito).

Puente de San Benito

Puente de San Benito

Tiempo perfecto y camino bastante agradable. El pueblo tiene una iglesia muy bonita y un montón de chimeneas muy especiales.

Iglesia de Cañaveral

Iglesia de Cañaveral

Detrás justo de nosotros han llegado el enterao y su fiel escudero buscando un super para comprar algo. Nosotros hemos encontrado unas señoras a las que hemos preguntado por un bar para desayunar y por varia información turística (muy amables nos han contado lo típicas que son la chimeneas y que hay una churrería en la parte de abajo del pueblo). Dicho y hecho: segundo desayuno del día consistente en churros con café, calentitos, bien frititos… hemos decidido desayunar por lo que nos pudiera deparar la comida después de todos estos días, aunque pensamos que tal y como van las cosas seguro que hoy encontramos algo estupendo para comer pero como hemos desayunado fuerte no tendremos hambre.

Así hemos salido de Cañaveral hasta encontrar el track y justo a la salida hemos encontrado a una manifestación de ciclistas que parecen hacer el camino con infraestructura de apoyo. Ayer los vimos pasar desde el albergue del pantano y llevaban hasta la guardia civil como aistencia.

Manifestación ciclista

Manifestación ciclista

El camino aquí ya es maravilloso entre dehesas para ganado vacuno, con alcornoques preciosos y entre gran variedad de aves (hemos llegado a ver un pica pinos y muchas más). Hemos subido un pequeño puerto, no gran cosa, y nos hemos adentrado por sendas entre campos de lavanda y jara que impregnaban todo de un olor maravilloso.

Un portón entre flores

Un portón entre flores

En plena dehesa de alcornoques

En plena dehesa de alcornoques

Así hemos llegado a Grimaldo tranquilamente, los primeros. El albergue es muy sencillito con 12 plazas, cocina, baño y saloncito: no es gran cosa pero tampoco está demasiado mal. Junto al albergue hay un bar que está cerrado pero que nos han dicho que abrirán pronto y que darán comida. Efectivamente al poco rato ha entrado una señora para informar de que ya está abierto el bar y que podemos comer. El fiel escudero ha pedido menú para el equipo A pero ha pasado de nosotros, de hecho ha elegido el menú sin contar con nadie. Hemos llegado nosotros y nos ha dicho que para comer hay arroz con carne y de segundo albóndigas con patatas.

El enterao y su fiel escudero se están clavando bastante en esta historia, van a su bola y no cuentan con nosotros ni con nadie, debe ser que ellos llevan su propio rollo y no quieren a nadie que le haga sombra. Van todo el tiempo de flower power con todo el mundo pero la verdad es que pasan de la gente si no les bailan como ellos quieren. Hasta ahora no había querido decir mucho más salvo el tema de la broma pero creo que ya está bien: son unos imbéciles y estamos hasta el culo de ellos, los otros dos van un poco a remolque y no se ven mala gente, pero el enterao y su fiel escudero son gili…. (lo pongo así para que mi hija no me diga que pongo muchos tacos y no pongo gilipollas).

Ahora estamos en el bar, yo escribo y tomamos una cerveza (apunta); bueno apunta otra que vamos a pedir ahora mismo. Huele que alimenta porque han llegado el matrimonio francés con su hijo y han pedido un plato combinado: esto pinta bien esta tarde. Como tendremos tiempo, y además no podemos publicar porque no hay acceso a internet esperaremos simplemente con la cervecita delante, a que se seque la ropa para luego ir a dar una vuelta por el pueblo (no más de 10 minutos).

Resumen: 20,5 a 5,7 en 3:33 y estamos a una altura de 424.

Leer la entrada

Ir a la etapa 12ª                                                                                                            Ir a la etapa 14ª

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s