Camin dels bons homes: 3ª Etapa. Bagá – Bellver de Cerdeña


La tercera etapa ha sido cortita pero bastante dura: mucho desnivel y terreno muy irregular en sube-baja: había más de 1.000 metros de subida y otros tantos de bajada. A estas alturas vamos teniendo las piernas a punto, entre otras cosas, porque no nos queda más remedio. El camino sigue siendo maravilloso en todos sus aspectos.

Todas estas etapas siguen siendo iguales: un tramo inicial largo de subida y la parte final de bajada. Al subir hasta el Coll d’Escriu se toma una fuerte y corta bajada hasta el valle para volver a tomar la subida hasta el refugio de San Jordi y el Coll del Pendís. Hoy  teníamos que cruzar el parque natural del Cadí-Moixeró, eso sí, por su parte más suave. Preciosa etapa que nos lleva hasta Bellver como antesala de nuestra travesía para el día siguiente.

Hasta hoy no habíamos encontrado nada en el camino, ni una aldea, ni un bar, ni nada para hacer un descanso: hoy hemos tenido suerte porque en la ruta, casi al final de la subida está el refugio de Sant Jordi. Es un refugio atendido por la federación catalana de montaña que no hace descuentos a los usuarios FEDME: un disparate más de los que pueblan este país. Hemos podido parar un buen rato a recuperar antes de la subida final al coll de Pendís. No quiero incidir mucho en el tema porque creo que tampoco merece la pena pero es lamentable el grado de politización de algunas cosas por aquí y cómo eso acaba afectando a hechos de la vida cotidiana que nada tienen que ver. Como siempre ocurre unos por los otros y la casa sin barrer. Eso sí, la gente del refugio ha sido super amable teniendo en cuenta que deben recibir quejas en este sentido de federados nacionales.

Nada más salir del refugio una corta pero intensa subida directa hasta el Coll de Pendís. Después del coll todo es un fácil descenso que nos lleva hasta el segundo refugio de la jornada (y casi de todo el camino) en el área recreativa de Cortals de l’Ingla. En este caso no hemos casi charlado con la persona que lo lleva porque no parecía muy interesada en nada de lo nuestro ni ha sido especialmente amable. Agrada, al menos, encontrar algo de vida inteligente de vez en cuando, sin contar claro con mi compañero de ruta.

La llegada a Bellver estupenda. Hemos estado alojados en el hotel Bellavista, muy atentos y muy bien todo con una relación calidad-precio genial.

Bellver está muy bien cuidado y es bonito. Hemos pasado la tarde visitándolo y tomando algo para refrescarnos. Se trata de un pueblo que ha sido muy bien conservado y que tiene una visita muy agradable, a pesar del calor que hemos pasado.

Resumen de la etapa: 24,5 km en 7h 4 min a 3,43 km/h. 1.195 m de subida y 1.041 de bajada.

Etapa en wikiloc.

Camin dels bons homes: 2ª Etapa. Gósol – Bagá


Después de una dura e intensa primera etapa la planificación nos ofrecía algo más sencillito pero, nada más alejado de la realidad: este camino no tiene regalos y los desniveles de subida y bajada que se acumulan cada día hacen que el trazado sea bastante duro. Al menos queda el consuelo de la belleza de la mayor parte de los tramos, siempre muy alejados de núcleos de población y acercándonos cada vez más a los Pirineos.

La etapa de hoy es fácil de definir: una subida constante desde el inicio hasta el quilómetro 8 para salvar 600 metros de desnivel y un constante descenso hasta el final en el quilómetro 26 con 1.100 metros de bajada.

Por la mañana nos levantamos temprano para aprovechar el fresco. La ruta la hemos realizado sin ninguna dificultad. Se trata de dar la vuelta por la otra cara a Pedraforca paralelo al parque natural del Cadí que atravesaremos en la próxima etapa. Precioso todo ese tramo entre Pedraforca y el macizo del Cadí y segunda jornada completada sin incidencias que mencionar.

Para llegar al hotel hemos tenido que atravesar todo el pueblo porque se entra por una esquina y el hostal está en la otra punta.

Hemos llegado a buena hora de comer en el hotel de Bagá Cal Batista, a la salida del pueblo. El hotel regular aunque la comida estuvo aceptable. Tampoco es que la atención sea alucinante pero nosotros no somos muy exigentes. 

Por la tarde nos dimos una pequeña vuelta por el pueblo y fuimos a tomar algo para cenar en un bar porque tampoco es que nos dieran muchas opciones en el restaurante. El pueblo tiene una bonita plaza con soportales, un puente, una torre y poca cosa más. Se encuentra allí un centro de interpretación del camino pero no lo hemos podido visitar porque a esa hora estaba ya cerrado.

 

Descripción de la etapa: pincha aquí.

Resumen de la etapa: 26,33 km con 602 metros de subida y 1.105 de bajada.

Ruta en wikiloc.