Ruta del Cantábrico Etapa 6ª: Porto do Barqueiro – Estaca de Bares – Porto do Barqueiro


Las previsiones de agua de eltiempo.es han fallado y lo que estaba pronosticado como un día completo de lluvia se ha quedado en una maravillosa jornada para andar con tiempo agradable y muy despejado. Eso ha sido estupendo para los paisajes de los que hemos disfrutado subiendo hasta la zona de la garita, a unos 350 metros de altura. Desde allí las vistas abarcaban desde Ortegal hasta Roncadoira: un verdadero espectáculo.Esta mañana ha amanecido un poco más tarde porque la idea era desayunar en La Marina, nos dijeron que abrían a las 8:30 y hemos organizado todo para salir desde allí. La etapa se planteaba como sencillita teniendo en cuenta que eran unos 20 km y que íbamos sin peso en las mochilas. Además había planificado hacer la subida fuerte al principio para tener la última parte algo más sencilla.

La verdad es que la primera parte de la etapa ha sido impresionante: la subida se hace por una pista bastante cómoda que dosifica mucho la pendiente. Poco a poco se va ascendiendo casi sin descanso hasta alcanzar los 350 metros sobre el nivel del mar. Desde allí se podía contemplar desde cabo Ortegal hasta casi cabo Morás con un día claro y limpio.

Después viene un tramo de fuerte bajada por zonas poco transitadas aunque aceptables para andar. El camino está algo cerrado en algunos tramos pero tampoco es imposible. Poco antes de llegar a Vila de Bares hemos tenido que dar la vuelta porque era imposible pasar: a unos pocos metros del pueblo un riachuelo corta completamente el camino y hace imposible el paso. Hemos tenido que dar la vuelta para tomar una pista que nos llevara a la carretera principal y desde allí al pueblo. Han sido más de 2 km de vuelta para acabar en el mismo sitio.

Desde allí hasta el faro un paseo precioso disfrutando de la mañana, del fresquito y de la conversación. De vez en cuando unas pocas gotitas finas nos refrescaban el ambiente y nos bajaban la sensación de sofoco que nos provoca la alta humedad del ambiente. Hemos detectado que el tema de la humedad nos está pasando factura ya que hace que necesitemos muchas más agua y que nos cansemos bastante más, lo que hace que nuestro ritmo sea más lento, sobre todo en las subidas.

Hemos dado una vuelta por el faro pero enseguida nos hemos marchado porque aquello parecía un parque temático de gente. Desde allí el camino gira hacia la izquierda para tomar toda la costa del otro lado. Hasta Porto de Bares todo ha ido bien, allí hemos encontrado un bar abierto y hemos tomado algo.

El problema se ha planteado a partir de aquí: al llegar a la Playa de Bares el camino se pierde casi definitivamente: la senda es impracticable llena de vegetación. Para colmo de males han cortado unos eucaliptos y están todos tirados en mitad de la senda, lo que hace muy difícil el paso. 

Hemos continuado camino hasta casi llegar a Campelo pero a esa altura el camino se volvía a cerrar y hemos decidido tomar una pista que nos devolvía a la carretera y hemos hecho ese tramo final por carretera. Son unos 5 km por carretera sin arcen y con algo de tráfico pero la idea de llegar cruzando una selva sin machete nos parecía peor alternativa.

Poco a poco se nos había complicado el tema del tiempo porque habíamos encargado un arroz para las tres así que hemos hecho el tramo final a muy buen ritmo por la carretera. A las 2:30 estábamos en la habitación para darnos una ducha rápida y bajar a comer.

Después de una estupenda comida hemos subido a descansar y yo he estado preparando las próximas etapas. Parece que si el tiempo nos sigue respetando vamos a poder disfrutar de unos días estupendos con etapas cortitas, aunque seguro que con sorpresas y con sobresaltos en el desnivel total.

Como tenía curiosidad por saber cómo terminaba el track esta tarde he ido desde el Puerto hasta la Playa de Vilela, a unos 3 quilómetros. El camino no tiene nada de especial pero la playa es muy bonita y tranquila. 

Después de un día de “descanso” vamos a tomarnos unos pimientitos y lo que se tercie para recuperar fuerzas y mañana seguir hasta nuestro siguiente objetivo: Ortigueira. Las previsiones son de que llueva desde ahora mismo hasta mañana a las tres pero ahora mismo el tiempo es fresquito pero sin una gota de agua, ya veremos.

Resumen de la etapa: 23,1 km en 5 h 48 min a una media de 4 km/h. Desnivel subiendo acumulado 546 metros. Etapa en wikiloc.

Anuncios

Camino del Cantábrico etapa 5ª Viveiro – Porto do Barqueiro


Hemos dormido estupendamente hoy ante la tranquilidad del lugar. A las 7:15 hemos salido con la idea de hacer una etapa algo más cortita de lo que hemos tenido hasta ahora. La planificación inicial que yo había hecho era de unos 25 km al día que hemos ido aumentando por el tema de ir siempre muy cerca de la Costa siguiendo el trazado de la Ruta do Cantábrico. Al final todos los días añadimos unos 5 km extra y hoy no iba a ser una excepción, salvo que la planificación de hoy estaba en 20 de inicio.El camino ha ido cambiando en estos dos últimos días y ya no es un paseo marítimo llano sino que tenemos constantes subidas y bajadas muy fuertes. Son tramos cortos pero con desnivel que te mueven hasta los 150 metros de altura como máximo. El perfil del camino hace que vayamos algo más lentos que de costumbre y vamos teniendo en cuenta ese tema para organizar bien las llegadas, además, la humedad del ambiente aumenta nuestra sensación de cansancio.

Hoy teníamos un primer tramo también alejado de la carretera que hemos decidido ignorar hasta que la carretera toma hacia la Playa de Abrela. Es un tramo de carretera peligroso pero a esas horas de la mañana de hoy domingo no hemos tenido ningún problema. Una vez coges el desvío todo es más sencillo. Hasta Abrela el camino es cómodo, al pasar la playa comienza una fuerte subida hasta los 150 metros y luego una bajada hasta la Playa de Area Grande, al otro lado del monte. Hemos intentado tomar algo pero todos los lugares estaban cerrados a esa hora.

El resto de la etapa ha sido más de lo mismo: subidas y bajadas fuertes de unos 100 metros con muy buen tiempo y mucha humedad, lo que nos hace sudar mucho y tener que hidratarnos bien.

En la playa de Xilloi sí hemos encontrado ya un chiringuito de playa abierto y hemos podido almorzar un platito de pulpo y unas cervezas.

Siendo hoy domingo las playas las hemos ido viendo llenarse poco a poco y así hemos alcanzado O Visedo. Desde allí aún quedan unos 4 quilómetros hasta nuestro destino final. 

Cruzar O Visedo se nos ha hecho un poco pesado porque no hay gran cosa. Hay que dar un gran rodeo hasta alcanzar el puente que cruza el río y así poder llegar a Porto do Barqueiro, nuestra meta. A esa hora la marea estaba muy baja y hemos podido contemplar las enormes playas que hay en toda la zona pero ahora ya la marea ha subido y no se ve nada de arena.

El hotel Porto do Barqueiro está bastante bien en relación a calidad-precio. Al llegar estaba cerrado y hemos tenido que llamar para que nos atendieran. Como la habitación aún no estaba terminada hemos esperado 10 minutos y hemos pedido que nos reservaran una mesa para comer en el mesón que ellos tienen en la zona del puerto, La Marina. Una ducha rápida y hemos bajado a comer. Menos mal que habíamos reservado porque al ser domingo el restaurante estaba a tope. Hemos comido muy bien y a un precio razonable.

Después siesta y descanso para aprovechar la tarde dando un paseo cortito (el pueblo es pequeño y además hace bastante fresco). Ahora estamos en La Marina tomando algo, escribiendo y organizando las próximas etapas. Hacemos tiempo para cenar mientras la tarde se ha ido cerrando.

Mañana dan lluvia hasta mediodía y eso nos preocupa un poco aunque haremos la ruta sin peso porque es circular hasta Estaca de Bares y volver. Ya veremos…

Resumen de la Espa: 24,7 km en 6 h 27 min, a 3,84 km/h. Des ivel 398 m. Etapa en wikiloc.