Ruta del Cantábrico y el Atlántico Etapa 8ª Ortigueira – Ortegal – Cariño


La etapa de hoy tenía dos partes muy distintas: Nuestro objetivo era llegar a Cariño a unos 15 km totales. Como mañana tenemos una etapa larga la idea era llegar pronto a Cariño y dejar las cosas en el hotel para seguir hasta cabo Ortegal y así hacer parte de la etapa de mañana hoy y recortar un poquitola dura etapa de mañana.
Esos 15 quilómetros iniciales han sido un infierno, fatal por una carretera con bastante tráfico y con muchos tramos casi sin arcén. He visto algunos puntos en los que tomar alternativas para salir de la carretera y alguno hemos aprovechado aunque en seguida volvíamos a la carretera principal. Nada que destacar hasta llegar a Cariño. 

A las 11 y algo estábamos aquí y tras dejar la mochila he tomado la senda hacia Ortegal. Pretendía hacer ese tramo por la costa y volver por el monte hasta buscar un paso para mañana seguir desde ese punto en el alto. Los dos tracks que tengo dan mucha vuelta, el de Jagasso llega hasta el cabo y vuelve, el otro no llega al cabo pero se queda cerca por la carretera todo el rato.

La primera parte sale desde el cementerio y es un precioso sendero junto al mar hasta la ermita de Xiao. Las vistas hacia Estaca de Bares y a la ría son impresionantes y el día facilitaba mucho con su claridad.

Desde la ermita se sube a la carretera y desde allí se llega al faro. Impresionante lugar en el que se unen Cantábrico y Atlántico y otro de los puntos importantes de este camino. Había mucha gente pero he podido hacer alguna foto sin nadie. A la espalda del faro se levanta la impresionante mole de Pico Gargacido y yo he tomado la carretera de nuevo hasta el punto en que sale una pista que comienza a remontar hasta el Faroleiro llegando a alcanzar los 340 metros de altura. Es una pista cómoda de subir aunque con rampas duras pero las vistas a toda la ría son increíbles. Desde esta pista se vuelve a descender un poco hasta llegar a la carretera que sube desde cariño y allí he tomado otra pista que te lleva directo en fuerte descenso hasta Cariño. En total son 12 quilómetros que acorta en unos 6 la etapa de mañana.

Mañana volveremos a tomar esa pista hasta llegar a la carretera y por ella seguiremos por todos los miradores hasta coronar y después: San Andrés de Teixido!!!

La tarde en Cariño ha pasado sin pena ni gloria. He dado una vuelta por la playa y luego por el centro. El pueblo no es nada del otro mundo y nos hemos quedado a cenar en el hotel. Estamos en La Cepa, un estupendo alojamiento en su relación calidad-precio y con un restaurante con comida muy rica. Lo llevan una pareja ya mayor muy amables y atentos y sus hijos. Es una buena opción de alojamiento en Cariño. 

Senda hacia Cabo Ortegal
Faro de Cabo Ortegal
Iglesia de Cariño

Resumen de la etapa: 28,6 km en 6h 40 min a 4,29 km/h. 446 metros de desnivel acumulado. Etapa en wikiloc.

Anuncios

Ruta del Cantábrico Etapa 6ª: Porto do Barqueiro – Estaca de Bares – Porto do Barqueiro


Las previsiones de agua de eltiempo.es han fallado y lo que estaba pronosticado como un día completo de lluvia se ha quedado en una maravillosa jornada para andar con tiempo agradable y muy despejado. Eso ha sido estupendo para los paisajes de los que hemos disfrutado subiendo hasta la zona de la garita, a unos 350 metros de altura. Desde allí las vistas abarcaban desde Ortegal hasta Roncadoira: un verdadero espectáculo.Esta mañana ha amanecido un poco más tarde porque la idea era desayunar en La Marina, nos dijeron que abrían a las 8:30 y hemos organizado todo para salir desde allí. La etapa se planteaba como sencillita teniendo en cuenta que eran unos 20 km y que íbamos sin peso en las mochilas. Además había planificado hacer la subida fuerte al principio para tener la última parte algo más sencilla.

La verdad es que la primera parte de la etapa ha sido impresionante: la subida se hace por una pista bastante cómoda que dosifica mucho la pendiente. Poco a poco se va ascendiendo casi sin descanso hasta alcanzar los 350 metros sobre el nivel del mar. Desde allí se podía contemplar desde cabo Ortegal hasta casi cabo Morás con un día claro y limpio.

Después viene un tramo de fuerte bajada por zonas poco transitadas aunque aceptables para andar. El camino está algo cerrado en algunos tramos pero tampoco es imposible. Poco antes de llegar a Vila de Bares hemos tenido que dar la vuelta porque era imposible pasar: a unos pocos metros del pueblo un riachuelo corta completamente el camino y hace imposible el paso. Hemos tenido que dar la vuelta para tomar una pista que nos llevara a la carretera principal y desde allí al pueblo. Han sido más de 2 km de vuelta para acabar en el mismo sitio.

Desde allí hasta el faro un paseo precioso disfrutando de la mañana, del fresquito y de la conversación. De vez en cuando unas pocas gotitas finas nos refrescaban el ambiente y nos bajaban la sensación de sofoco que nos provoca la alta humedad del ambiente. Hemos detectado que el tema de la humedad nos está pasando factura ya que hace que necesitemos muchas más agua y que nos cansemos bastante más, lo que hace que nuestro ritmo sea más lento, sobre todo en las subidas.

Hemos dado una vuelta por el faro pero enseguida nos hemos marchado porque aquello parecía un parque temático de gente. Desde allí el camino gira hacia la izquierda para tomar toda la costa del otro lado. Hasta Porto de Bares todo ha ido bien, allí hemos encontrado un bar abierto y hemos tomado algo.

El problema se ha planteado a partir de aquí: al llegar a la Playa de Bares el camino se pierde casi definitivamente: la senda es impracticable llena de vegetación. Para colmo de males han cortado unos eucaliptos y están todos tirados en mitad de la senda, lo que hace muy difícil el paso. 

Hemos continuado camino hasta casi llegar a Campelo pero a esa altura el camino se volvía a cerrar y hemos decidido tomar una pista que nos devolvía a la carretera y hemos hecho ese tramo final por carretera. Son unos 5 km por carretera sin arcen y con algo de tráfico pero la idea de llegar cruzando una selva sin machete nos parecía peor alternativa.

Poco a poco se nos había complicado el tema del tiempo porque habíamos encargado un arroz para las tres así que hemos hecho el tramo final a muy buen ritmo por la carretera. A las 2:30 estábamos en la habitación para darnos una ducha rápida y bajar a comer.

Después de una estupenda comida hemos subido a descansar y yo he estado preparando las próximas etapas. Parece que si el tiempo nos sigue respetando vamos a poder disfrutar de unos días estupendos con etapas cortitas, aunque seguro que con sorpresas y con sobresaltos en el desnivel total.

Como tenía curiosidad por saber cómo terminaba el track esta tarde he ido desde el Puerto hasta la Playa de Vilela, a unos 3 quilómetros. El camino no tiene nada de especial pero la playa es muy bonita y tranquila. 

Después de un día de “descanso” vamos a tomarnos unos pimientitos y lo que se tercie para recuperar fuerzas y mañana seguir hasta nuestro siguiente objetivo: Ortigueira. Las previsiones son de que llueva desde ahora mismo hasta mañana a las tres pero ahora mismo el tiempo es fresquito pero sin una gota de agua, ya veremos.

Resumen de la etapa: 23,1 km en 5 h 48 min a una media de 4 km/h. Desnivel subiendo acumulado 546 metros. Etapa en wikiloc.