Terminada la preparación


Hoy hemos hecho la última ruta de preparación del camino. Durante todo este ultimo mes hemos ido alternando diferentes terrenos y perfiles para ir endureciendo los pies y fortaleciendo las piernas. Los primeros días buscábamos terrenos más llanos y asfaltados y al final hemos hecho subidas y bajadas por caminos de tierra.
Para hacer una buena preparación es imprescindible preparar bien las subidas pero, sobre todo las bajadas. Físicamente los cuatro estamos bastante bien y hoy hemos hecho la última prueba para comprobarlo. Hemos subido a la Peñarrubia: son seis quilómetros de ascensión constante y bastante dura casi sin descanso. Prueba superada por todos con buena nota.
Durante el camino les explicaba a Isa y Mar los diferentes tipos de peregrinos con los que nos encontraremos: turigrinos, frikigrinos, tipo coronel tapioca, peregrinos integrales, directamente marranos, enteraos y demás fauna. A lo largo de este blog los iremos describiendo al detalle con ejemplos concretos. Me preguntaba Isa qué tipo de peregrinos éramos nosotros y le contesté que hace años que yo renuncié a ser peregrino, soy caminante a Santiago, viajero a pie y observador de situaciones que luego cuento en este blog. Si tengo que encuadrarme en algún tipo concreto estaríamos entre enteraos y coronel tapioca

20110722-135702.jpg

20110722-141147.jpgDurante estos próximos días ya no vamos a andar porque hay que recuperar un poco los pies y que se curen las ampollas a Mar madre. Quedan las últimas compras de cosas de baño y ya está todo listo. Ayer compramos el material para el botiquín con los guantes de látex, los compeed, el stick, betadine en pasta, ibuprofeno, un antiinflamatorio, gasas, esparadrapo de tela, tijeras, agujas, tiritas y un protector para el estomago.
En estos días finales queda ajustar la mochila para que no pase de 7-8 kilos y terminar de arreglar los app del iPhone y el iPad. Lo tenemos todo controlado.

20110722-142813.jpg

Anuncios

Preparando el camino


Ya está decidido: nos vamos al camino. Después de meditar los pros y los contras hemos tomado la decisión los cuatro. El día 26 nos ponemos en marcha. En los próximos días todo será preparar el material y organizar todo para ese día. Sabemos que será duro tanto en lo físico como en lo mental, contamos con ampollas, discusiones, calor y mucha gente por todas partes, pero también contamos con los buenos momentos que pasaremos, el vivir unos días de intensa relación personal en la que sabemos que unos dependemos de los otros, que nos necesitaremos y nos acompañaremos.

Estos días pasan entre la organización de la infraestructura básica y la preparación física. Todos los días hacemos unos diez quilómetros de marcha. Procuramos alternar carretera y camino sobre todo primando subidas y bajadas. Sabemos que si llegamos con las piernas algo curtidas eliminaremos muchas de las molestias de los primeros días. El problema es el calor y a mamá ya le ha salido la primera ampolla en el talón.

Ahora toca revisar todo el material, las toallas, las sábanas, la manta, las zapatillas y las crocs. Hay que organizar el botiquín con los compeed y los sticks anti-fricción, como siempre nos gastaremos un pastón en todo esto y sigo pensando que la casa compeed debería patrocinarnos por la propaganda que le hacemos y por todo lo que gastamos.

Guantes de latex, tiritas, mitosyl, voltaren, agujas y betadine en gel no podrán faltar en el botiquín junto a algún antiiflamatorio y analgésicos. Hay que estar preparado para todo.

Quedan por comprar las bolsas para el agua y alguna otra cosilla de infraestructura pero, por lo demás, lo que hay son unas ganas enormes de empezar.