GR-11. 7ª Etapa: Isaba – Zuriza


 

A las 8 en punto a desayunar en el bar del hotel y en seguida salir ante una etapa que parecía corta y que tenía dos opciones: por Belabarce o por Ezkaurre. La primera es una opción sencilla y se convierte en una etapa de transición. La segunda es bastante más complicada y tiene dificultades técnicas. Antes de elegir cualquiera de las dos opciones es imprescindible informarse bien sobre el tipo de terreno por el que vamos a pasar y, sobre todo, tener muy en cuenta las condiciones meteorológicas. En situaciones invernales imprescindible crampones y conocimientos avanzados en este tipo de escaladas o descensos. En situaciones de niebla es absurdo subir hasta arriba porque lo que realmente merece la pena son las vistas desde la cumbre. En cualquier caso hay que tener presente que la opción de Ezkaurre presenta un tramo de ascensión muy complicado (sobre todo llevando mochila) y el descenso posterior también es bastante complicado.

Nosotros optamos por la opción segunda ya que el tiempo era muy bueno y la previsión de cielo despejado nos iba a permitir disfrutar de las impresionantes vistas que desde la cumbre (2050 m.) se tienen de todo el Pirineo Aragonés, al que llegamos en esta jornada.

Comienza con una suave subida por el barranco de Belabarze siempre por pista y sin ninguna dificultad. En el km 2,8 abandonamos la pista (al tomar la opción de Ezkaurre) y giramos a la derecha hacia el barranco de Berroeta.

Desde este punto comienza una fuerte ascensión que nos lleva hasta la Punta del Trozo ya a 1640 m de altitud. Desde aquí seguimos subiendo muy poco remontando diferentes cumbres hasta llegar al ibón de Ezkaurre. Durante todo este tramo vamos por el límite de Navarra y Aragón.

En el ibón hemos hecho un buen descanso antes de afrontar la durísima ascensión a la cumbre de más de 300 m de desnivel en poco más de 1 km. Encontramos pendientes de más del 50 % en las que es necesario el uso de las manos para trepar en un par de pasos bastante complicados (sobre todo con peso en la espalda).

Desde la cumbre tomamos una senda bien trazada que inicia un vertiginoso descenso de 700 metros en unos 3 km. Tiene tramos con fuertes desniveles y terreno bastante irregular aunque la senda nunca se pierde.

El tramo final suaviza ya mucho al tomar la carretera, justo en el punto en el que se retoma el camino que viene desde Belabarze.

El final de etapa es Zuriza, que no tiene más que un camping. No habíamos podido contactar con ellos porque acaban de abrir. Pudimos conseguir una habitación doble con baño compartido a bastante buen precio. El sitio está bastante bien y ofrece todo tipo de servicios aunque hay bastante descontrol general y se nota que tienen muy poca experiencia. Hay que armarse de paciencia para realizar cualquier actividad pero reconocemos la buena voluntad a la hora de atender a tanta gente. Un poco más de organización seguro que ayuda a que las cosas vayan mejor.

El entorno es impresionante y el lugar ofrece muchas posibilidades. La comida no está mal y los precios son razonables (salvo por el tema de las esperas).

Resumen de la etapa: 18 km con 1352 m de desnivel positivo y 912 negativos. 7h 22min totales. Etapa en wikiloc.

Etapa 6ª: Ochagavía-Isaba                                                                               Etapa 8ª: Zuriza-Santa Ana

 

Volver a GR-11

 

 

Volver a inicio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s